martes, 8 de enero de 2008

La aberración de las trillizas

Hace días el "afamado" ingeniero Santiago Calatrava presentaba el enésimo proyecto para la parcela de la antigua Estación del Ferrocarril Vasco-Asturiano, y presentó la versión más aberante y dañina para el entorno de la ciudad que se podia realizar. Tres torres inclinadas de más de 100 metros para viviendas.

Hacia tiempo que la oposición al equipo de gobierno del PP venia advirtiendo de que tal variedad de proyectos acabaria derivando en una especulación sobre los terrenos y lo que en su momento fue un espacio público pasará a ser un espacio para la especulación urbanística ya que se regala un espacio público a una empresa privada para que saque dinero con la venta de los pisos que ahí se construirán.

En el entorno del casco antiguo donde se dan una serie de connotaciones restrictivas a la construcción e incluso al ocio (no se pueden hacer conciertos) se van a elevar tres torres de tal altura que impedirán ver monumentos como la Catedral y un entorno que al visitante le agrada al llegar a la ciudad.

Parece que lo prioritario es contar con edificios de marca, como si fuesen prendas de ropa, y para ello desde los dirigentes municipales no han escatimado esfuerzos en vender o mal vender la necesidad de esas torres cuando en el casco urbano de Oviedo exite un gran número de viviendas vacías y además la construcción de viviendas sociales es nula, pero claro la histórica Vetusta que reflejó Clarín en La Regenta hace dos siglos sigue plenamente vigente, una lástima.

1 comentario:

JSparres dijo...

No podemos entender como una persona tan relevante e importante en el mundo de la arquitectura como es Santiago Calatrava no realiza un proyecto que se adapte al entorno y que complemente la belleza de Oviedo, sino que en cambio es la ciudad quien se tiene que adaptar a su obra... algo inexplicable!
JSParres