jueves, 24 de enero de 2013

Aquellos años

Hoy viendo el telediario han dado una noticia sobre un niño de 5 años de San Fernando (Cádiz) con parálisis cerebral sobre el que han hecho un video que podeis ver aqui debajo.

Me alegra mucho que un niño como él pueda acudir a sus clases de una forma normalizada y es que así debería de ser siempre que sus capacidades intelectuales lo permitan para Antonio y para todos los escolares con alguna discapacidad.

Viendolo me vinieron muchos recuerdos y también muchas reflexiones. Hace casi 30 años, yo pasé por todo por lo que Antonio esta pasando ahora, cuando iniciaba mi etapa educativa en el CP Baudilio Arce de Oviedo, no sin dificultades.

Me resulta especialmente llamativo que estas cosas sean hoy día noticia, cuando ya somos varias generaciones las que hemos pasado por todas las etapas educativas, llegando a la Universidad, pero lamentablemente en una sociedad cada vez más vanal, fomentar valores es algo olvidado.

Cuando me tocó escolarizarme, aquello si que era romper barreras, ya que incluso contaba con el rechazo del sistema público. Aún así, el empeño y la lucha de mis padres pudo más que cualquier barrera social. Por suerte pude ir avanzando, no sin dificultades, pero año a año.

Recuerdo mucho el apoyo de mis compañeros, en las imagenes de los compañeros de Antonio, sin ellos nada hubiera sido posible. Para todo tenia una ayuda y eso es de agradecer.

Lo que me asombra es que hoy día con los conocimientos que hay, sea tan difícil integrar, cuando es algo tan sencillo como explicar a los niños que su compañero es como ellos, es convertir lo extraño en normal y lo que estoy seguro es que esas diferencias entre unos y otros se volverán igualdades.

En mi experiencia jamás me sentí diferente al contrario me sentí uno más y para eso debo dar gracias a cada uno de mis compañeros de clase y a los que dedico esta entrada.

GRACIAS!!!

1 comentario:

Marta González dijo...

Tienes toda la razón Sergín, recuerdo yo también aquellos años, y todo era normal, eras uno más.

Me ha gustado mucho el post y me han venido a mi también muchos recuerdos, un abrazo

Marta G.