jueves, 31 de enero de 2013

¿Debemos reformar el Estado?

Una vez que los ecos de las bombas dejaron París tras la II Guerra Mundial y posteriormente en los años 60 tras el famoso Mayo del 68 en Francia y magistralmente guiados por el General Charles de Gaulle se produjeron una serie de cambios sistemáticos que dotaron a Francia de una estructura política y económica vital para la estabilidad del país.

Hoy día en España la situación a la que la clase política e instituciones como la Monarquía nos estan abocando a que la ciudadanía se plante de verdad y reflexione si realmente queremos tener el país que tenemos o si queremos uno mucho mejor.

La corrupción política que afecta a todos los partidos sin distinción, y aqui ya no sirve el tan traido "y tu más", los negocios oscuros de miembros de la Familia Real, el deterioro de la salud del Rey, la crisis económica agravada por los lobbys bancarios y empresariales, una clase sindical agotada y untada hasta las entrañas hacen que España soporte la tasa de paro más alta de la historia, que su generación mejor preparada tenga que emigrar para poder subsistit y los uqe aun vivimos en España arrastremos una tasa de paro superior al 55% sin contar los casos mas graves como personas con discapacidad, madres solteras, etc.

Aún así me resulta sorprendente que la sociedad en general permanezca impasible ante toda esta situación y para que eso se produzca solo me cabe una opción y es que la sociedad española tiene MIEDO. Miedo a perder su empleo, miedo a las amenazas del pasado que aun permanecen muy vivas, miedo a perder el estado de bienestar que tanto a costado conseguir...Miedo a muchas cosas.

En mi foro interno solo cabe una palabra LUCHAR, luchar para cambiar las cosas, de nada sirve resignarse y decir que es que las herramientas las tienen los otros, las herramientas las tenemos nosotros. Nosotros, los ciudadanos españoles somos los auténticos poseedores de la soberanía nacional y unicamente los diputados son los que nos representan y debemos hacerles ver de una forma clara y activa que no queremos lo que nos estan ofreciendo de una vez... Debemos plantearnos que queremos y hacia donde queremos llevar el futuro de España.

Mis ideas que no tienen porque ser las ideales ni las mejores son:

  • Reforma de la Constitución Española adecuandola a lo que es un país del siglo XXI incluyendo una redistribución de competencias entre Comunidades Autónomas o Estados Federales y el Estado Central, dejando muy claras que la Educación, la Sanidad, la Justicia y la Política Exterior y Defensa serán competencia exclusiva del Estado Español, mientras que el resto seran gestionadas por cada CCAA respetando una ley de Bases Estatal.
  • Separación efectiva y real de los poderes Ejecutivo, legislativo y judicial, especialmente de este último que permita una actuación judicial independiente y libre de influencias políticas.
  • Reforma de la Ley Electoral propiciando una proporcionalidad efectiva a la hora de repartir los cargos representativos de modo que los partidos mayoritarios no se vean beneficiados como en la actualidad.
  • Creación de una Ley del Ejercicio de la Representación Pública que obligue a todos los cargos políticos a dar a conocer su patrimonio anualmente, que en caso de imputación judicial se vean obligados a dimitir de sus cargos, que elimine las condiciones de aforamiento judicial de que gozan los diputados y senadores, así como los miembros de las Asambleas de cada CCAA.
  • Referendum nacional vinculante sobre la preferencia sobre una Monarquía Parlamentaria o la instauración de la III República.
  • Adecuación del marco legislativo nacional y autonómico a la Constitución derogando aquellas normas claramente inconstitucionales como la Ley Hipotecaria o el Concordato con la Santa Sede...
  • Eliminación de beneficios fiscales a entidades como la Iglesia, excepto en aquellas actuaciones en el Patrimonio protegido.
  • Reforma laboral que defienda al trabajador frente al abuso de los empresarios y a estos de las conductas fraudulentas de los empleados.
  • Regulación del derecho de huelga, que hoy día no cuenta con soporte legilativo.
  • Reforma de la ley sindical que impida abusos de posición.
Esas son tan solo algunas de las ideas de lo que en España toca reformar para poder ser un país respetable y que nos haga dar pasos hacia un futuro más próspero.

2 comentarios:

César dijo...

Muy interesante lo expuesto. Creo que uno de los principales escollos es que no utilizamos correctamente los medios a nuestro alcance ( por ejem. Voto coherente en las urnas, recogidas de firmas para solicitar cambios en el sistema...; Pensamos que solos nos hacemos nada pero 1+1+1+1... Acaban haciendo un ciento...

Pienso firmemente que se puede luchar y cambiar las cosas sin recurrir a la violencia...

Jose Alvarez dijo...

Por supuesto nada de violencia, pero el nivel de crispación de sociedad es extremadamente alto, no se como ni cuando, pero siendo un poco tremendo tal, esto acaba explotando por algún lado.
Por mi parte optaría por la "forma Islandesa", en un trimestre 14% de crecimiento, sobran las palabras..... Como aquí los que se dicen llamar políticos, que hasta el mismísimo Jefe de Estado, hizo de protector de su yerno......que es lo que falta????


Saludos a todos y en especial a Sergio y Cesar, los cuales son allegados